Loading

Puebla, la cuna del mole y sede de más de 300 iglesias

Where do you want to travel?

Your journey will lead you to famous domestic and foreign beauty spots.

Puebla, la cuna del mole y sede de más de 300 iglesias

Decidimos hacer una excursión de un día a Puebla, a 2 horas de distancia en autobús de Ciudad de México. Muchas personas ya me habían recomendado Puebla por su famosa gastronomía (el mole poblano viene de aquí) y su hermosa arquitectura colonial.

Tomé el autobús por la mañana con Sara y Julia, dos encantadora alemanas. El autobús cuesta 150 pesos de clase económica con Estrella Roja o 190 con ADO, así que elegimos Estrella Roja.

Cogimos el autobús en la estación de Tapo en San Lázaro (línea rosa). Después tomamos un taxi seguro hasta el hostal donde otras amigas, Robyn y Laura, estaban esperándonos.
IMG_6266
Visitamos el Zócalo y la catedral, conocida por tener las torres más altas de Latinoamérica. Entramos durante la misa, la música era solemne y hermosa. Me impactó el increíble órgano y los elaborados trabajos en oro y madera de la época colonial.
Nuestra siguiente parada fue la Plaza de los Sapos y tratamos de ir a la Biblioteca Palafoxiana, pero estaba cerrada,porque era el lunes. Fuimos a un lugar que nuestro nuevo amigo Kevin nos recomendo, Restaurante Los Globos. Pedimos mole poblano y otros platos típicos, compartimos toda la comida como si fueran tapas españolas. Todo estaba riquísimo, la combinación de sabores era formidable.
Caminamos mucho para tratar de encontrar la estación de autobuses para ir a Choluta, una encantadora ciudad declarada pueblo mágico por la Unesco, a sólo 20 minutas de Puebla. Visitamos las ruinas de las pirámides (52 pesos) y la Iglesia del Remedio. Si pensáis subir a la Iglesia, preparaos para caminar mucho para llegar hasta la cima, pero divisaréis una vista impresionante de toda la zona.
Luego me compré un bolso de diseño mexicano por sólo 385 pesos (20 euros. La chica que trabaja allí, Ana, es de Valencia y me estuvo contando cosas sobre su vida mexicana. Cogimos el autobús de regreso a Puebla, tuvimos la suerte de que empezó a llover cuando ya estábamos en el autobús.
Las calles estaban inundadas cuando llegamos a Puebla, así que tuvimos que tener cuidado de no mojarnos para cruzar la calle. Al final nos las arreglamos para cruzar la calle e ir a El Mercado de los sabores, allí comí chilaquiles con mole y Laura pidió el famoso chile en nogales, que tiene un sabor bastante peculiar.
 Alrededor de las  8,30 tomamos el autobús de regreso a México DF después de despedirnos de Robyn y Laura, que decidieron quedarse una noche más en Puebla.
María Arlandis

Facebooktwitterpinteresttumblr

LEAVE A COMMENT

Inline
Inline